NFL mantiene suspensión a Garrett y descarta insulto de Rudolph

La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) anunció este jueves la suspensión indefinida para el defensivo Myles Garrett, de los Browns de Cleveland, y rechazó que el mariscal de campo de los Steelers de Pittsburgh, Mason Rudolph, le dirigiese un insulto racial en su contra.

Mientras que la liga también informó que al defensivo Maurkice Pouncey, de los Steelers le fue reducida a dos partidos de suspensión luego de su apelación, que fue vista junto con la de Garrett.

La decisión de Garrett, realizada por el oficial de apelaciones James Thrash, significa que estará suspendido por lo menos lo que resta de la temporada del 2019.

Garrett tendrá que reunirse con el comisionado de la NFL, Roger Goodell, antes que pueda volver a la competición.

Cuando quedaban segundos por jugar en el último cuarto del partido del jueves pasado, Garrett arrancó el casco de Rudolph, y lo golpeó con él en la cabeza.

Pouncey inicialmente había recibido una suspensión de tres partidos la semana pasada por golpear y patear a Garrett durante la pelea, pero el oficial de apelaciones Derrick Brooks redujo un partido de sanción al tiempo que mantuvo su multa de 35.096 dólares.

Se perderá la revancha entre Browns y Steelers el próximo 1 de diciembre.

Durante la apelación de Garrett en New York, el defensivo de los Browns acusó que Rudolph le dirigió un insulto racial justo antes de la pelea, dijeron varias fuentes periodísticas.

Rudolph ha negado firmemente la acusación, con un portavoz de los Steelers y su abogado emitiendo comunicados señalando que el mariscal de campo no utilizó un insulto racial.

“Esta falsa acusación nunca fue afirmada por Garrett después del partido, nunca se sugirió antes de la audiencia y estuvo notablemente ausente en la disculpa publicada por los Browns y adoptada por Garrett”, sentenció el abogado de Rudolph, Timothy M. Younger.

El letrado denunció que el uso malicioso de esta acusación salvaje e infundada era un asalto a la integridad de Mason (Rudolph) “mucho peor” que el asalto físico presenciado el pasado jueves.

“Esto es imprudente y vergonzoso. No haremos más comentarios”, destacó Younger.

La NFL, a través de su portavoz, Brian McCarthy, confirmó que durante la investigación de los hechos en ningún momento se encontró evidencia que Rudolph hiciese ningún tipo de insulto racista dirigido a Garrett ni a otro jugador.

Esta semana, la suspensión de un partido del tackle defensivo de los Browns, Larry Ogunjobi, por empujar a Rudolph por la espalda, fue confirmada por Thrash. ll EFE

Source: Meridiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *