La neurociencia intenta prevenir los suicidios

Un equipo internacional de científicos ha identificado el conjunto de estímulos que interactúan en el cerebro aumentando el riesgo de suicidio, el estudio se ha publicado en la revista científica “Molecular Psychiatry”. Para realizar este estudio se han usado muestras de los sujetos más vulnerables al fenómeno del suicidio, los jóvenes adolescentes de entre 15 y 29 años.

“Es increíble que no se haya hecho un estudio científico en profundidad hasta ahora, cuando hablamos de un tema que se cobra más de 800.000 vidas al año” asegura Hillary P. Blumberg, profesora de neurociencia psiquiátrica de la Universidad de Yale.

Para el estudio se uso una media de 12.000 individuos, de los cuales 131 resultaron presentar alteraciones similares en su sistema neurológico que derivaban en tendencias suicidas. Aunque se cree que las personas transgénero tienen mayores tendencias suicidas por sus difíciles situaciones de vida, el estudio encontró solo a una persona con estas características que sufría la alteración neuronal.

El estudio divide en dos las conexiones irregulares que crean la tendencia suicida:

La primera envuelve la interacción del área frontal del cerebro donde se encuentran los ventrículos laterales y pre-frontales de la corteza cerebral, los encargados de las emociones.

La segunda envuelve las interacciones de la región pre-frontal dorsal, una parte clave del cerebro en la toma de decisiones.

Source: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *