La digitalización transformará la tecnología verde y surgirán nuevos actores

Sensores, datos, conexiones ultra-rápidas: la digitalización transformará la tecnología verde a lo largo de las próximas dos décadas, en tanto que nuevos actores como Google o Facebook podrían acceder al sector energético con un papel relevante para una gestión más eficiente de datos de las redes “inteligentes”.

La digitalización transformará la tecnología verde y surgirán nuevos actores

El llamado GAFAM, el acrónimo con el que se conoce al grupo de las grandes tecnológicas: Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft, por las primeras letras de sus nombres, podría entrar a formar parte de los procesos de gestión de datos de las redes de distribución inteligentes o “smart grids”, una función en el ámbito energético que será “crucial”, según un reciente informe de la consultora Capgemini.

Estos nuevos participantes aportarán valor en el proceso de respuesta a la demanda de estas redes aprovechando la expansión de la banda ancha en las comunicaciones e incluyendo nuevas tecnologías digitales como el “blockchain” o la cadena de bloques y la experiencia de usuario.

Tecnología y digitalización más allá de 2040

En 2040 se configurará “un panorama con cambios significativos” gracias a la combinación de tecnología y digitalización, aunque no se prevé ninguna tecnología verde, en el ámbito de la energía, realmente revolucionaria antes de esa fecha, de acuerdo al documento.

“No se espera la expansión en la industria de ningún avance técnico destacado en materia de energía, aunque la mejora de las tecnologías existentes seguirá impulsando la bajada de las renovables, baterías eléctricas, vehículos eléctricos y pequeños reactores nucleares”.

Según el informe, la población mundial podría aumentar más de un cuarto su demanda de energía en el horizonte de 2040 y los grandes avances para garantizar el suministro procederán especialmente de la revolución tecnológica.

Producir y almacenar, los grandes objetivos del futuro

Producir y almacenar hidrógeno, entre cuyas aplicaciones dado que no contamina está el transporte es todavía complejo y costoso, aunque podría llegarse pronto a su fase industrial, según las previsiones de los expertos.

También los superconductores suponen una gran promesa para combatir el problema de la demanda energética, porque pueden permitir generar, conducir y almacenar la electricidad de forma más eficiente, y se espera además una expansión de las explotaciones agrícolas que utilizan energía híbrida renovable, según el informe.

Todo apunta a que la cuota de generación de renovables aumentará como resultado de la tecnología digital (sensores, objetos conectados, recopilación de datos, inteligencia artificial, mayor agilidad en los procesos de demanda-respuesta y despliegue generalizado de redes inteligentes) que mejorará las operaciones, explica en una nota Colette, Lewiner, asesora senior de Capgemini.

La combinación de las tecnologías digitales y del sector energético irán “difuminando” además las barreras entre los participantes en este mercado, en el que entrarán nuevos actores y las entidades tradicionales tendrán que reinventarse y proponer nuevos modelos de negocio, añade Philippe Vié, de la misma empresa.

Según los expertos, los avances en las tecnologías de comunicación impulsarán las interacciones y los intercambios masivos de datos en el sector; las conexiones máquina-humano mediante inteligencia artificial se desarrollarán de forma masiva; las conversaciones con las maquinas en lenguaje natural se convertirán en rutina y la inteligencia artificial y la robótica reproducirán decisiones humanas.

Existirá además la necesidad de acelerar la gestión de las emisiones de carbono con la combinación de tecnologías verdes y los avances en electrónica y analítica de inteligente de masas de datos. EFE

EB

Categoria: 

Source: Informe21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *