Pdte. Sindicato H&M: "Estamos en la tienda 50 horas a la semana"

El año 2013, cinco meses después de que abriera la primera tienda en Chile, ubicada en el Costanera Center, se formó el Sindicato de Trabajadores H&M Chile. Dos meses más tarde, iniciaron la primera huelga, a la que adhirieron 78 trabajadores y que resultó en conseguir algunos bonos.

Esta semana, los trabajadores chilenos de la multinacional sueca repiten la hazaña: en una de las huelgas más viralizadas últimamente, exigen un reajuste salarial del 10%, inclusión de algunos bonos en el sueldo base, aumentos en locomoción, colaciones y sala cuna y la eliminación de cargos intermedios dentro de la misma tienda.

Frente Fotográfico Frente Fotográfico

El sindicato justifica el petitorio tras las grandes ganancias de la firma en Latinoamérica, que según sus datos, es uno de los mercados más importantes: la tienda del Costanera está dentro de los primeros cinco lugares de venta a nivel mundial, vendiendo entre 140 y 180 millones de pesos diarios, tienda a la que entran más de 17.000 clientes diarios de varios países.

Omar Loayza lleva cuatro años trabajando en H&M, es uno de los vendedores que participó en el proyecto de traer la marca y el modelo de negocios de la empresa a Chile y Latinoamérica y preside el sindicato de las cuatro tiendas que tiene el país. En Belelú conversamos con él sobre el paro de sus trabajadores y todo lo que ha pasado esta semana.

El paro y el sindicato

-¿Cuántos trabajadores están en paro?

Convocamos a 430 trabajadores. Hay 120 que no quisieron participar por diversos motivos, pero somos 430 que estamos en nuestro cuarto día de huelga. Como sindicato agrupamos el 75% de los trabajadores: Costanera Center, Casa Costanera, Alto Las Condes y Florida Center.

-Estuve leyendo que H&M como empresa comunicó que las negociaciones estaban bien, que el proceso ha sido normal ¿Por qué crees que hacen ese movimiento y qué piensan ustedes?

Lo que nosotros creemos es que es una estrategia comunicacional de la empresa, porque las negociaciones se encuentran suspendidas desde hace una semana por la Inspección del Trabajo. Pero es una instancia de mediación, nosotros ya habíamos empezado la huelga y solicitamos un plazo para seguir negociando por cinco días más, a pesar de que ya habíamos votado la mayoría de los trabajadores. En esta mesa no hemos llegado a ningún acuerdo, en nuestro sindicato no aceptamos más las migajas que nos estaban ofreciendo y se cortó todo tipo de relación con la empresa y ayer recién nos mandan una propuesta, pero que era inferior a lo que nos ofrecieron antes de irnos a paro. De hecho, ellos nos amenazaron con que si nos íbamos a huelga ellos iban a reducir el presupuesto que tenían para negociar, y así lo hicieron, ofreciéndonos un reajuste del 4% siendo que ellos nos ofrecían un 5%. Entonces ¿De qué diálogo efectivamente ellos están hablando?

50 horas en la tienda

 

 

-¿Cómo son sus condiciones laborales actualmente? Sueldos, horarios…

Nosotros tenemos arduas jornadas laborales, filas llenas todo el tiempo, tenemos que estar trabajando a full, no hay tiempo de descanso, siempre se tiene que trabajar con probadores llenos, con colas que recorren hasta afuera. Hay veces que la tienda ha tenido que cerrar sus puertas porque no cabe más gente, y H&M atrae mucho cliente extranjero, dado que por ejemplo, aún no llega a Argentina o Brasil, y se ha transformado en un nicho de atracción de clientes de todas partes de Sudamérica.

Trabajamos 45 horas semanales pero la hora de colación no se cuenta. Entonces efectivamente estamos en tienda 50 horas, súmale a eso la hora de transporte ida y vuelta: son doce horas que los trabajadores tienen que dedicarle a la jornada laboral, en condiciones de mucho estrés y  alta afluencia de público.

Nuestro sueldo base es inferior al mínimo y se compensa con muchos bonos. Y la estabilidad de los bonos hace que no se reajusten anualmente, entonces han perdido valor en estos tres años y medio, haciendo que nuestro sueldo base esté sujeto a todas las problemáticas que conlleva.

-Tienen poca cobertura en salud, cotizan menos en AFP…

Tenemos problemas para acceder a créditos, y en un sinfin de cosas. Y eso también nos ha traído problemas, por el poco incentivo que han tenido los trabajadores a poder tomar vacaciones, porque legalmente te descuentan los bonos de transporte y de colación, y como nuestro sueldo se ve también ahí reflejado, cuando nos tomamos vacaciones nos disminuye nuestro salario en un 40% aproximadamente. Todo eso ha hecho que los nadie quiera tomarse las vacaciones y siga este estrés laboral.

Otro punto importante es que nosotros en la huelga pasada exigimos un bono de asistencia y puntualidad, que es de 35.000 pesos chilenos, pero ahora ellos lo quieren aumentar en 60.000, considerable, pero a nosotros no nos sirve. Los trabajadores no tienen acceso a este bono por las condiciones en la que lo entregan: si llegas más de diez minutos atrasado acumulado en el mes no accedes al bono, es decir, es imposible y la mayoría de nosotros no lo logra. Además, te lo quitan si te tomas vacaciones o te dan licencia, o sea te castigan por enfermarte, descansar, llegar atrasado, incluso tener un accidente de trayecto.

-Explícame lo de los cargos intermedios.

Son los que tienen alguna función administrativa: visual, encargados de tiendas, manager, tienen diferencias salariales abismales y desempeñan funciones similares a otros vendedores. Nosotros queremos hacer un contrato colectivo que no distinga cargos.

-¿Qué opinan de la gente que ve esta situación de huelga y compra igual en la tienda?

Opinamos que son clientes que no les interesa solidarizar con nuestras demandas. Por ende apuntamos a visibilizar nuestras demandas y que el público conozca la verdadera cara de esta empresa.

Un héroe en medio de la huelga

-Un trabajador de ustedes fue desvinculado por solidarizar con la marcha. El incidente parece confuso.

En nuestro segundo día de huelga, un trabajador de la tienda que no está participando en este proceso, estaba en su horario laboral normal. Nosotros nos estábamos manifestando en las entradas de la tienda, y él, en un gesto de solidaridad botó un par de prendas al suelo, las dejó caer, como una señal de apoyo con nosotros y nuestras demandas. Un guardia lo tomó, lo golpeó y lo empujó, solo para proteger ropa. Al otro día la empresa desvinculó a nuestro compañero, y no al guardia. Creemos que la relación entre la acción que se tomó contra un trabajador y un guardia que lo contratan para proteger prendas es desproporcionada. Nosotros empezamos todas las acciones legales, y le brindamos ayuda a nuestro compañero que está apoyándonos también. La empresa está usando estas prácticas antisindicales, está ofreciendo comida (empanadas, frutas) a los trabajadores que no están en la huelga y están trabajando, así como también haciendo listas negras, sacándonos fotos, haciendo persecución, impidiendo a nuestro derecho legal de poder manifestarnos por reajustes salariales y mejores condiciones laborales.

-O sea, a él lo echaron por botar un par de prendas al suelo ¿Eso fue todo lo que él hizo?

Sí, eso fue. Nada más. Hay videos, grabaciones, están las cámaras.

-Y el guardia ¿Le pegó solamente por eso?

El guardia lo agarra, le pega un manotazo y lo intenta lanzar fuera de la tienda, a lo que el trabajador intenta calmarse, pero después siguió siendo hostigado por un encargado de tienda, siguiéndolo, haciendo la persecución por la tienda, después lo amenaza, lo acusan de robar, hasta que le dice: “Voy a hacer todo lo posible por echarte”.

-¿Los guardias entran en el espectro del sindicato?

Ellos son una empresa externa de seguridad contratada por la tienda, y han aumentado la cantidad de guardias desde que estamos en huelga.

-O sea, ellos no están ni ahí con lo que ustedes están haciendo.

No, para nada.

Actualización: H&M nos hizo llegar una declaración sobre lo hablado con el sindicato, asegurando que ellos reconocen la libre asociación de sus colaboradores y de quienes representan.

Sobre la negociación, dicen que: “Para nosotros este proceso de negociación colectiva constituye un proceso normal y constructivo en todo sentido. El proceso se ha llevado a cabo de manera normal, siguiendo todos los plazos e instancias que indica la ley. Terminado el proceso de negociación y de mediación, desgraciadamente no ha sido posible llegar a un acuerdo. El diálogo está abierto y esperamos a la brevedad poder cerrar el proceso y retomar la normalidad en nuestras tiendas.”


Source: Belelu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *